martes, 27 de octubre de 2015


LA MORADA DE THEMCELVEZ. Casa autogestionada autosuficiente de mujeres mayores de 50 años.






El 1 de Octubre de 2015 publiqué en la web del Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid (https://decide.madrid.es/proposals/2524-casa-autogestionada-autosuficiente-de-mujeres-mayores-de-50-anos) un proyecto colectivo para el que estoy recabando apoyos en forma de votos-clics y al que quiero que se sumen todas las personas que lo deseen. Necesitamos mucha difusión, mucho trabajo y esfuerzo para no dejar flecos sueltos e incorporar sugerencias y modificaciones de las personas que se impliquen según vayamos necesitándolas.

Esta propuesta está inspirada en la Casa Babayaga sita en Montreuil (Francia), actualmente en pleno funcionamiento, cuya fundadora se llama Thérèse Clerc. 

Muchas mujeres, debido a su situación personal, laboral, familiar, emocional o física, están abocadas a vivir con precariedad, solas o con personas que no las apoyan. A veces no disponen de casa propia ni de trabajo estable y su situación empeora con los años por cuestiones de salud, por problemas emocionales y por falta de ilusión y esperanza en un futuro mejor. Algunas están separadas o solteras o son viudas.

Teniendo en cuenta la cantidad de edificios vacíos y en desuso que hay en la Comunidad de Madrid, de protección oficial o las casas inutilizadas que tienen algunos bancos, podrían acondicionarse estos inmuebles con pequeños estudios de unos 35 o 40 metros cuadrados, con alquileres asequibles (no más de 200 €), con baño, cocina, dormitorio y con zonas comunes, sala-comedor, biblioteca, zona para eventos y para hacer gimnasia. Se tendría en cuenta la movilidad reducida de algunas de estas mujeres y sus especiales características físicas y emocionales. Podrían hacerse gestiones, con la intermediación de la persona responsable que acuerde el actual Ayuntamiento de Madrid, con alguna SAREB de algún banco o caja que tienen en stock un buen número de inmuebles que nadie utiliza y que se deterioran según transcurre el tiempo.

La propuesta no se asemejaría a las residencias de personas mayores actuales ni a los pisos tutelados, si bien se puede considerar una solución alternativa a esta demanda habitacional para personas con estas características. Muchas de estas mujeres aún trabajan pero tienen salarios muy bajos. Y las que no pueden o no encuentran ocupación, podrían contribuir de diversas maneras al mantenimiento del inmueble acondicionado para este fin. Aunque se necesitaría apoyo institucional, para que el proyecto no sea gravoso a la Administración local y municipal, se podrían sufragar los gastos que se generen en esta "casa autogestionada feminera" a la que llamaré "la Morada de Themcelvez", creando un vivero, un huerto colectivo, con plantas medicinales y aromáticas, hortalizas y árboles frutales, se cultivarían flores, incluso podría contar con colmenas o con algún animal de corral. También podría acondicionarse un techo verde, aislar el edificio suficientemente para evitar las diferencias de temperatura, las inclemencias del tiempo y los ruidos externos e instalar paneles solares, algún dispositivo para generar energía eólica, calefacción con biomasa, cocina solar o similar para que el consumo de electricidad y agua caliente no sea demasiado costoso. Por supuesto podría reciclarse toda la basura generando compost, reutilizando todo lo que se pueda y creando conciencia en este sentido en el barrio o localidad donde se implemente este proyecto. Obviamente, una vez constituida e implementada, "La Morada de Themcelvez" generaría riqueza, puestos de trabajo y, algunas de las personas que, actualmente reciben prestación por desempleo o algún tipo de ayuda estatal, podrían dejar de percibirla o complementarla con los ingresos que se vayan generando en este espacio colectivizado basado en la Economía del Bien Común.

La labor creativa, divulgativa y cultural sería también muy importante. Podrían celebrarse periódicamente lo que yo llamo "Ágapes artístico-culturales", presentaciones de libros, exposiciones de escultura y pintura, conciertos, recitales y conferencias de todo tipo, en la línea del espacio que estoy describiendo. También podrían convocarse sesiones de Yoga, Tai Chi, Fisioterapia, Hidroterapia, talleres artesanales y de bricolage y de distintos tipos. 

De tanto en tanto, se podrían acoger de forma esporádica a visitantes y familiares de estas mujeres por una módica cantidad para cubrir los gastos de gestión, estancia y manutención.

El proyecto es factible si se implican más personas. En España, no sé si hay algo parecido. En otros países sí, concretamente en Francia, en Montreuil y en Toulouse.

Confío en poder llevar a buen término “La Morada de Themcelvez" con la ayuda de todas vosotras... y vosotros. Es posible hacerlo, tengo la energía, la idea factible, sólo necesito las personas adecuadas, el apoyo suficiente y una difusión eficaz. Si hiciese falta un dinero inicial, podría pedirse un crédito a un banco ético como Triodos Bank, se podrían conseguir aportaciones personales, donaciones o realizarse un crowdfunding o micromecenazgo para financiar el proyecto en sus primeras etapas. Todas las personas somos interdependientes y casi todas llegaremos a la edad madura y a la senectud. De nosotras depende cómo queramos vivir esa última etapa. Gracias por tu atento tiempo. Cuento con tu cooperación participativa y se agradece tu apoyo y tu eco.

Adjunto los artículos que han realizado María Yuste para PLAYGROUND y Fátima en Femenino Rural. Se agradece difusión:

http://www.playgroundmag.net/noticias/historias/Casa-autogestionada-mayores_0_1634836506.html

https://femeninorural.wordpress.com/2016/02/03/el-sueno-de-celia-son-casas-babayagas-por-todas-partes-para-juntas-envejecer-mejor/

Facilito también el enlace que presenté en los Presupuestos Participativos:

http://participativostetuan.org/propuesta.php?id=71

 Mil gracias por vuestro apoyo, difusión, atención e interés. 
Abrazos.